MAGNESIO: ¿Cuánta cantidad?

En general, los gimnasio s tienen una relación de amor – odio con el magnesio.

A los usuarios les encanta usarlo, pero las personas responsables de la limpieza, lo odian, porque el polvo que se genera, se extiende mucho más allá de las zonas de uso, incluso cuando se hace un gran esfuerzo por limitar dichas zonas. Se necesita mucho tiempo para barrer y fregar.

Todo el mundo sabe que el magnesio se utiliza para mejorar el agarre de las barras, barras de levantamiento y otros equipos. Vaya a cualquier gimnasio de CrossFit y verá a la gente aplicando el magnesio (también conocido como carbonato de magnesio, tiza de gimnasia entre otras) en sus manos, muslos y hombros, aunque acaba en la camiseta, en la parte delantera y posterior de los pantalones y el resto del cuerpo, acercándose más a un baño de magnesio que a otra cosa.

A todos nos han dicho que el uso del magnesio aumenta la fricción entre la barra y la mano, lo que hace que el agarre sea más seguro y el deslizamiento sea menos probable. Pero ¿sabemos realmente que el magnesio hace lo que se supone que hace?. En verdad no se ha realizado investigaciones al respecto. En realidad, menos de una docena de documentos abordan el uso del magnesio, y de los que hay, la mayoría se relacionan con su uso en la escalada. Hay un nuevo artículo de Bacon y cía. que también se centra en la escalada, pero examina un ejercicio muy común en nuestro gimnasio: el Pull-Up.

Sus autores conjeturaron que el uso del magnesio aumentaría el número de flexiones completadas utilizando una máquina de tracción asistida cargada al 50% del peso corporal. Se probaron en dos condiciones; agarre con las palmas al frente y agarre con las palmas apuntando hacia el cuerpo, en ambos casos, el número de repeticiones fue superior con magnesio que sin él.

Aplicando la cautela en nuestras conjeturas, podríamos decir que el uso de magnesio es beneficioso para realizar mayor cantidad de repeticiones.

El magnesio es un producto ampliamente aceptado como medio para evitar la formación de callos y de ampollas. Sin embargo esta es una aseveración que no está refutada ni desmentida científicamente. Por otro lado algunas investigaciones demuestran que el magnesio puede mejorar la fricción si lo aplicas en la mano y lo quitas después, ya que el efecto en sí no viene dado por la presencia de la sustancia entre la mano y la barra, sino por el hecho de que ésta, ha absorbido previamente toda la humedad de la mano.

Esta evidencia, apoya en cierta manera la típica costumbre de los atletas de embadurnarse bien la mano y luego sacudirlas para eliminar todo el exceso. Ahora bien, sería conveniente hallar un término medio en la cantidad usada en estos casos, porque  lo que también es cierto es que al liberarnos del exceso, éste queda en el aire y puede entrar en nuestros pulmones con cada respiración.

Así que el uso adecuado sería como secante y por supuesto no aprovecharlo como excusa para hacer parones continuados de nuestra rutina.

 

Este es un artículo basado en la traducción del original que ha sido publicado por CrossFit Journal. Puedes leerlo completo y sin traducir en el siguiente enlace

How much Chalk  is too much?

 

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies